Icono del sitio OnCubaNews

Washington niega visas a ocho funcionarios cubanos por respuesta oficial a manifestaciones de protesta

Foto: Nextgov.

El Departamento de Estado impuso hoy jueves restricciones de viaje y de otorgamiento de visas a ocho funcionarios cubanos no identificados.

En una conversación con OnCuba, un diplomático estadounidense con experiencia en Cuba, pero que no quiso dar su sombre, identificó la siguiente contradicción: desde la administración de George W. Bush los funcionarios del gobierno cubano no pueden viajar a Estados Unidos a menos que lo hagan en misión diplomática.

“Es una contradicción. No tengo idea de lo que están haciendo, ni de qué quieren conseguir”, dijo.

El mensaje del secretario de Estado, Anthony Blinken, justifica la decisión debido a las respuestas del gobierno a las últimas manifestaciones públicas de protesta en Cuba.

«Debido a las duras e injustas sentencias impuestas a manifestantes pacíficos, el Departamento de Estado tomó hoy medidas para imponer restricciones de visas a ocho funcionarios cubanos implicados en los intentos de silenciar las voces del pueblo cubano mediante la represión, detenciones injustas y duras penas de prisión», dice la nota.

El secretario de Estado Antony Blinken. Foto: AP.

Según explica, la decisión se enmarca en la Proclamación Presidencial 5377, que suspende la entrada de no inmigrantes a Estados Unidos de funcionarios y empleados del gobierno cubano. «Estas ocho personas incluyen a funcionarios cubanos relacionados con la detención, sentencia y encarcelamiento de manifestantes pacíficos del 11 de julio», fundamente.

«Estas restricciones de visas refuerzan el compromiso de Estados Unidos de apoyar al pueblo cubano y promover la rendición de cuentas de los funcionarios cubanos que permiten la afrenta del régimen a la democracia y los derechos humanos. Estas acciones refuerzan el impacto de cuatro sanciones del Departamento del Tesoro, promulgadas desde el 11 de julio, y el anuncio del 30 de noviembre sobre restricciones de visas a nueve funcionarios cubanos relacionados con la represión de activistas del 15 de noviembre».