Icono del sitio OnCubaNews

Ante rebrote de COVID-19, Ciego de Ávila busca alternativas para ingresos

Foto: twitter.com/invasorpress

En medio del peligroso rebrote que vive Ciego de Ávila, las autoridades territoriales aplican alternativas para reducir el número de infectados por el virus SARS CoV-2 en sus domicilios e incrementar las capacidades de ingreso en instituciones creadas para este fin.

El hotel Ciego de Ávila, con unas 240 camas, acaba de ser constituido como hospital para la atención de infantes de menos riesgo por la COVID-19, según la Agencia Cubana de Noticias.

Explica la fuente que el centro funcionará como una extensión del Hospital Antonio Luaces Iraola, con las mismas garantías en cuanto a medicamentos y protección para el personal médico y de apoyo. Por su parte, el doctor Alberto Moronta Enrique, director del “Antonio Luaces”, precisó que en la institución reorganizan los servicios para concretar 185 nuevas capacidades, mediante la utilización de espacios como el área de recepción y clasificación el Centro Oftalmológico, y el bloque de Medicina Interna y Pediatría.

Además, la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, que hasta ahora acogía a niños contagiados, recibirá a pacientes adultos de bajo riesgo.

La ACN informa también que unas 53 camas del motel Las Cañas se destinan ya al ingreso de embarazadas con tiempo de gestación menor de 25 semanas. Del mismo modo, durante un recorrido del grupo nacional de apoyo para el enfrentamiento a la pandemia, encabezado por el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca, se supo que la Universidad de Ciencias Médicas tiene condiciones para duplicar sus capacidad actual de 134 camas.

La falta de capacidades ha sido uno de los problemas reportados desde varios territorios del país que han incrementado la incidencia de casos positivos y muertes por COVID-19 en las últimas semanas.

El ministro de Salud, doctor José Ángel Portal Miranda, explicó que aunque la estadía en los hogares está contemplada en los protocolos, se buscará aislar en centros asistenciales a la mayor cantidad de enfermos para evitar la proliferación de contagios intrafamiliar y acercarlos a los servicios médicos, teniendo en cuenta que la demora en la asistencia es una de las causas de la alta letalidad.

Según la fuente, Ciego de Ávila debe recibir 400 camas con sus colchones, así como otro refuerzo de profesionales de la salud para garantizar la cobertura necesaria de los centros de aislamiento, reforzar las consultas de infecciones respiratorias para agilizar el servicio y completar las áreas de atención primaria que permanecen cerradas.

Ciego de Ávila y Camagüey toman medidas para enfrentar compleja situación epidemiológica

En las últimas horas también se adoptaron decisiones que faciliten el traslado de los enfermos como la incorporación de varias ambulancias al servicio de urgencias médicas y el autorizo a 100 bicitaxis para prestar servicio en las diferentes áreas de Salud del municipio de Ciego de Ávila y el hospital provincial Antonio Luaces Iraola.

Ciego de Ávila transita por un pico de la pandemia que alcanzó récord de contagios al cierre del dos de agosto, con 1434 nuevos casos, más de 700 controles de foco activos y cuatro eventos de trasmisión, en tanto los pacientes activos superan los 3200 y la tasa de incidencia asciende a 2700 por cada 100 mil habitantes.