Icono del sitio OnCubaNews

Autoridades cubanas planean el reinicio del transporte interprovincial

Foto: gea.transnet.cu / Archivo.

Foto: gea.transnet.cu / Archivo.

Directivos del Ministerio de Transporte presentaron este martes a las autoridades de La Habana un plan de medidas para reanudar el servicio de transporte interprovincial por ómnibus y trenes, así como el reinicio de los viajes en avión y barcos a la Isla de la Juventud.

En espera de su aprobación por parte del gobierno cubano, el paquete de propuestas también incluye la eliminación de los puntos de control en las entradas a la capital cubana y de la prohibición para circular después de las 9:00 de la noche, informó el periódico Tribuna de La Habana.

Asimismo, las autoridades del transporte propusieron activar las piqueras de taxis que prestan servicios al turismo, retomar la transportación de pasajeros desde y hacia las provincias de Artemisa y Mayabeque, además de la recogida de personas por parte de los autos estatales que supervisan los inspectores en las paradas de ómnibus. 

Como parte de la desescalada, el proyecto prevé “un reordenamiento de los horarios de entrada y salida a los centros de trabajo” y el refuerzo con medios de transporte de las entidades que poseen un gran parque automotriz para el traslado de los trabajadores.

Por su parte, la coordinadora de Objetivos y Programas del Gobierno Provincial, Tatiana Viera, anunció que “se ultiman detalles para la apertura de las galerías, bibliotecas, casi de inmediato”, y que los museos de La Habana reabrirán sus puertas antes de finalizar la Jornada por el Día de la Cultura Nacional, el 20 de octubre.

Viera añadió que las instituciones culturales que tradicionalmente organizan actividades al aire libre podrán retomar sus programaciones, siempre y cuando no implique bailes de parejas ni grandes aglomeraciones de personas.

La Habana, de desescalada y malecón

El primer secretario del Partido Comunista en la capital cubana, Luis Antonio Torres Iríbar, llamó a “desarrollar ideas” que aumenten los espacios de disfrute y recreación de la familia habanera “sin llegar a organizar fiestas” y con respeto a las regulaciones establecidas para evitar contagios de la COVID-19.

Durante el encuentro, el Coordinador de Fiscalización, Control e Higiene del Gobierno de La Habana, Orestes Llanes, denunció violaciones de los protocolos sanitarios en establecimientos gastronómicos como el punto de venta de cerveza dispensada del restaurante El Cochinito, ubicado en la céntrica calle 23 del Vedado habanero, “donde se detectó que se usan una y otra vez los vasos, sin lavarlos”.

Debido a la mejoría de sus indicadores epidemiológicos, La Habana comenzó una desescalada que incluye hasta el momento la reapertura de un grupo de servicios y la “flexibilización” de buena parte de las restricciones existentes en la ciudad. Además de la gastronomía. Además del reinicio de la atención a la mesa en restaurantes y cafeterías ―estatales y privados, con algunas limitaciones―, también se puso en marcha ya la reapertura de las playas, piscinas, gimnasios, zoológicos y del célebre malecón habanero.