Cheng Xindong, el galerista chino que “comió cangrejo” con el arte cubano

«Hoy el arte no es sólo un alimento espiritual, sino una inversión segura», afirma.