Icono del sitio OnCubaNews

Cuba emite avisos de ciclón tropical por “Bonnie” y “Colin”. Ninguno de los dos afectará al país

Al amanecer del sábado, el Insmet emitía un informe dsobre la formación de “Colin”, tercer organismo tropical nombrado de la actual temporada ciclónica. Imagen: Insmet.

El Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet) emitió este viernes avisos de ciclón tropical ante la formación de la tormenta “Bonnie”, que ya atraviesa Nicaragua. Horas más tarde, al amanecer del sábado, otro informe detallaba la formación de “Colin”, tercer organismo tropical nombrado de la actual temporada ciclónica.

“Bonnie”  disminuiría ligeramente velocidad de traslación, con poco cambio en intensidad antes de alcanzar la costa este de Nicaragua, región que está a punto dejar atrás al cierre de esta nota. Tenía una velocidad de traslación de 31 kilómetros por hora (km/h) y se movía hacia el oeste, con vientos máximo sostenidos de 65 km/h.

En tanto, durante la madrugada la zona de bajas presiones ubicada próxima a la costa este de Carolina del sur, continúo organizándose y se convirtió en la tormenta tropical“Colin”, que a las cinco de la mañana fue localizada sobre la costa sur de Carolina del Sur, en los 33.2 grados de latitud Norte y los 79.5 grados de longitud Oeste, a unos 80 kilómetros al suroeste de Mirtle Beach, Carolina del Sur.

El Insmet anunció en mayo que esperaba una temporada de ciclones “muy activa” en el Atlántico, con hasta nueve potenciales huracanes de los cuales al menos uno pudiera afectar a Cuba.

La pasada temporada ciclónica (que comienza siempre del 1 de junio y termina el 30 de noviembre) se saldó con 21 tormentas con nombre, de las cuales siete llegaron a ser huracanes, y de ellos impactaron a Cuba dos: Elsa e Ida. Ambos dejaron daños en techos de viviendas, en la agricultura y en el sistema eléctrico, además de derribar árboles.

La última vez que un huracán de grandes dimensiones afectó la Isla fue en 2017 cuando Irma recorrió la costa norte de oriente a occidente y dejó diez muertos y pérdidas materiales valoradas oficialmente en 13.185 millones de dólares.

Efe/OnCuba.