Icono del sitio OnCubaNews

Ni bodas ni ventas de casas: suspenden temporalmente la mayoría de los servicios jurídicos en La Habana

Una pareja se casa en La Habana, durante el actual rebrote de la COVID-19. Foto: Otmaro Rodríguez.

Una pareja se casa en La Habana, durante el actual rebrote de la COVID-19. Foto: Otmaro Rodríguez.

Como parte de las nuevas medidas aprobadas por las autoridades de La Habana para detener el actual rebrote de la COVID-19, fue cerrada la mayoría de las oficinas que ofrecen servicios jurídicos a la población.

A partir de ahora, esas entidades solo brindarán servicios jurídicos relacionados con defunciones, nacimientos y otros “trámites excepcionales”, informó recientemente el periódico local Tribuna de La Habana

Se trata de una suspensión temporal, y no de una prohibición, según aclararon las propias autoridades del sector en respuesta a rumores, comentarios y críticas en las redes sociales a raíz de la medida, que pone en pausa por el momento trámites habitualmente demandados por la población. Entre estos están la compraventa o donación de viviendas y terrenos, la formalización de matrimonios y divorcios, la expedición de certificaciones, la legalización de títulos y la subsanación de errores u omisiones, entre otros. 

En total, se detuvo el trabajo de 15 oficinas de registros de la propiedad, 13 palacios de matrimonios y 31 unidades notariales, las que deben volver a funcionar cuando las condiciones sanitarias lo permitan.   

Según el periódico habanero, solo un notario permanecerá atendiendo situaciones consideradas “de alta sensibilidad” en cada municipio, mientras los “casos excepcionales” serán atendidos en instituciones provinciales. 

Asimismo, cerrarán temporalmente 17 oficinas de trámites relacionados con la vivienda y otras 15 de atención a la población, al tiempo que las entidades de inversiones de la vivienda, albergues y otras urgencias permanecerán ejerciendo sus funciones.

La pasada semana las autoridades de la capital cubana acordaron “reforzar” las medidas que desde hace meses se aplican para frenar la pandemia en la urbe, que registra la situación epidemiológica más compleja de la Isla. Este reforzamiento abarca sectores como la salud pública, el transporte, el comercio y la gastronomía, y en no pocos casos consiste en retomar o aplicar con rigor indicaciones ya vigentes en la ciudad.

La Habana: autoridades insisten en medidas que no han detenido los contagios de la COVID-19

Por otra parte, las cada vez más elevadas cifras de contagios por coronavirus en la central provincia de Villa Clara, obligaron a las autoridades locales a tomar medidas similares a las de la capital cubana para evitar aglomeraciones en instituciones de servicios Que no se consideran vitales.

La notaria principal de esa provincia, Elizabeth Alcázar, detalló que en las próximas semanas solo se atenderán los casos iniciados con antelación, y los relativos a peligro inminente de muerte, herencia o trámites de pasaportes con análisis y aprobación previa, de acuerdo con TeleCubanacán.

Alcázar señaló que los antecedentes penales y actos de última voluntad se pueden solicitar vía electrónica mediante la página del Ministerio de Justicia. 

Cuba atraviesa una tercera oleada de la COVID-19 que no da señales de remitir. En las últimas jornadas se ha reportado cifras de más de 1.300 contagios diarios, mientras los casos activos sobrepasaron los 7.000 al cierre de este domingo, en momentos en que las autoridades impulsan intervenciones sanitarias para inmunizar a la población y reiteran un llamado a la responsabilidad ciudadana para frenar la transmisión del coronavirus.