Icono del sitio OnCubaNews

Veterinarios cubanos piden eliminar prohibición de su ejercicio por cuenta propia

Foto: Cortesía de Protección de animales de la Ciudad/Archivo.

Foto: Cortesía de Protección de animales de la Ciudad/Archivo.

Más de un centenar de médicos veterinarios cubanos emitieron una declaración que solicita a las autoridades valorar la entrega de licencias a profesionales calificados para ejercer su profesión como trabajo por cuenta propia y en cooperativas, tras la reciente publicación de una normativa que prohíbe esta actividad de manera privada.

Los veterinarios alegaron que esa acción sería beneficiosa para la sociedad en general, y que “el Estado se aliviará de ser el único que lleve el peso de esta actividad, tan compleja, múltiple y demandante de recursos”, de acuerdo con el texto, que circula en redes sociales y está dirigido a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Consejo de Ministros, el Consejo de Estado, el Ministerio de la Agricultura –encargado de esta actividad– y la Asociación Cubana de Medicina Veterinaria.

Asimismo, los especialistas argumentan que de aprobarse su solicitud Cuba dispondrá de otra fuente de ingresos mediante el cobro de los correspondientes impuestos, en tanto “los servicios veterinarios dispensados a la población se potenciarán, se expandirán, se especializarán e incrementarán su calidad, y con ello los dueños de animales —afectivos, de producción, exóticos y de cualquier otra categoría— que busquen y obtengan asistencia médica quedarán satisfechos”.

La declaración indica que el ejercicio por cuenta propia de la veterinaria contribuirá también a la constante superación y especialización de los profesionales del sector, pues de ello dependerá la calidad del servicio que prestarán.

DECLARACIÓN DE MÉDICOS VETERINARIOS CUBANOS A: Asamblea Nacional del Poder Popular Consejo de Ministros Consejo de…

Publicada por Javier Larrea en Viernes, 5 de febrero de 2021

Los firmantes del documento expresan que un artículo del Decreto 20/2020 publicado recientemente en la Gaceta Oficial cubana, y que prohíbe el ejercicio de la medicina veterinaria por cuenta propia, “ha generado una gran preocupación social, especialmente entre las familias cubanas que cuentan, entre sus miembros, con animales afectivos, las cuales son, probablemente, la mayoría”.

Explica qué tal reacción se debe a que el Estado no cuenta con los recursos necesarios para brindar servicios veterinarios de calidad, ni está en condiciones de satisfacer todos los que la población cubana demanda.

“Las causas pueden ser muchas, y las sabemos. Pero los hechos son los hechos”, dice el documento, y subraya que la insatisfacción y la demanda crecientes de servicios veterinarios en la Isla han provocado que proliferen los veterinarios privados, que de hecho, siempre existieron.

Por eso, los especialistas piden a las autoridades legislativas modificar el Decreto 20/2020, sin que ello signifique privatizar todo el ejercicio de la medicina veterinaria en Cuba, “ni deseamos un divorcio entre la práctica privada y la estatal”, agrega el texto.

Los firmantes del documento solicitan, además, la realización de contratos con entidades estatales y extranjeras para adquirir los equipos, medicamentos e insumos en el exterior, la creación de un Registro de Médicos Veterinarios y Zootécnicos, que agrupe a todos los profesionales del gremio, y que se les otorgue facultad para emitir prescripciones y recetas para el tratamiento de los animales.

Señalan que esos instrumentos evitarían que quienes no cuenten con la calificación, la licencia y el registro pertinentes, suplanten las capacidades profesionales y ejerzan la profesión sin estar habilitados para ello.

Nuevas normativas sobre la medicina veterinaria en Cuba

El gobierno cubano emitió a fines de enero nuevas normativas sobre la medicina veterinaria en la Isla. Además del decreto relacionado con las contravenciones de esta práctica profesional, las normas también incluían el reglamento del decreto-ley sobre la medicina veterinaria vigente en Cuba desde los años 90 y el Código de Ética de los veterinarios cubanos, todos publicados en la Gaceta Oficial Ordinaria No. 11 de 2021.

El decreto sobre las contravenciones de la medicina veterinaria, dictado por el Consejo de Ministros, «toma en cuenta las infracciones cometidas en sanidad animal, las medidas a los infractores, la autoridad facultada para imponerlas y las vías para resolver las inconformidades. Su aplicación alcanza a las personas naturales y jurídicas nacionales o extranjeras, y es de obligatorio cumplimiento en todo el territorio nacional, según establece la norma.

Por su parte, la Resolución No. 537 de 2020 del Ministerio de la Agricultura (Minag), implementa las disposiciones complementarias del Decreto-Ley No. 137 De la Medicina Veterinaria, emitido en 1993, y en ella se unifican en un solo cuerpo legal las normativas dispersas a lo largo de los años, atemperadas ahora al contexto nacional y a los estándares internacionales, según explicó a Granma Mayra Cruz, jefa del Departamento de Política Agraria de la Dirección Jurídica del Minag.

Finalmente, la Resolución No. 538 de 2020 del Minag aprueba el Código de Ética de los médicos veterinarios cubanos, un documento que tampoco existía hasta ahora en Cuba. En el mismo «se establecen los principios generales a cumplir por los profesionales que ejerzan esta especialidad, en cualquiera de las formas de gestión aprobadas por el Estado», precisa la publicación oficial.

La publicación de estas normas tiene lugar en momentos en que se dan los toques finales a un decreto-ley sobre bienestar animal en Cuba, largamente reclamado por la comunidad animalista de la Isla. Este documento, cuya elaboración ha estado liderada por el Minag –al igual que el de una política estatal sobre el tema–, debe ser aprobado este febrero, de acuerdo con el actual cronograma legislativo cubano, según confirmaron recientemente a OnCuba directivos de este ministerio.