Icono del sitio OnCubaNews

Béisbol cubano: Serie Nacional en la cuerda floja

Entrenamiento en el estadio Latinoamericano, en La Habana, del equipo cubano que jugará la Copa del Caribe en Curazao. Foto: Otmaro Rodríguez.

Entrenamiento en el estadio Latinoamericano, en La Habana, del equipo cubano que jugará la Copa del Caribe en Curazao. Foto: Otmaro Rodríguez.

La Serie Nacional, el principal espectáculo doméstico del béisbol cubano, está en estos momentos en la cuerda floja. Al menos, como estaba inicialmente prevista para el 2021.

La razón no es otra que la oleada de la COVID-19 que atraviesa la Isla, que mantiene en extremo complicado el escenario epidemiológico de todo el país y ha obligado a suspender por el momento la preparación de los equipos que tomarán parte en el torneo beisbolero.

Además, fue cancelado el tope entre el equipo Cuba que participará en la Copa del Caribe de Curazao —el cual sí se mantendrá entrenando hasta su partida la próxima semana— y la preselección provincial de Mayabeque, previsto para este fin de semana, en el estadio Latinoamericano de La Habana.

La noticia fue dada por Luis Daniel del Risco, tesorero de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) a medios informativos oficiales, entre ellos el programa “Deportivamente” de Radio Rebelde, y ha sido replicada por medios alternativos y en las redes sociales.

Federación Cubana: “hoy no tenemos todo el financiamiento para desarrollar el béisbol hasta donde queremos”

Del Risco dijo al periodista Guillermo Rodríguez que todavía no se ha precisado la fecha de inicio de la Serie 61, y adelantó que próximamente se anunciaría que sucederá con el evento en el presente año. Hasta el momento, el torneo tenía prevista su apertura para la primera quincena de septiembre.

Por su parte, al confirmar la noticia el periodista Carlos Hernández Luján precisó que a partir de la decisión de inicio de la Serie —la cual, espera, debe conocerse este propio mes de junio— los equipos tendrá entre seis y 10 semanas de preparación antes de que comience la cita.

Además, aseguró que según lo planeado la serie debe tener 75 juegos por equipo, como los tuvo la número 60, algo que las autoridades deportivas «defenderán al máximo». Sin embargo, apuntó que de acuerdo al comportamiento de la pandemia en el país esta estructura puede variar y la temporada podría ser «otra vez atípica, con menos partidos en la fase eliminatoria».

En otro post de Facebook, Hernández Luján también se refirió a la decisión de las autoridades beisboleras de la Isla de definir en junio quién será el director del equipo nacional en los próximos cuatro años, «haciendo cumplir una normativa anunciada meses atrás».

El periodista afirmó que no se conocen aún las propuestas para ocupar el puesto, y que quién sea elegido no dirigirá en las Series Nacionales, solo el conjunto cubano, una medida que ha provocado una lógica controversia entre aficionados y especialistas.

La decisión de anunciar el manager en junio responde a la necesidad de que la provincia donde dirige el seleccionado busque «un sustituto que pueda asumir la 61 Serie Nacional al frente de ese equipo con tiempo suficiente». No obstante, un presumible retraso en el inicio del torneo por causa de la COVID-19 pudiera también incidir en la fecha del anuncio.

El último director del equipo Cuba fue el matancero Armando Ferrer, campeón en la Serie 59 y subcampeón en la 60 al frente de los Cocodrilos de Matanzas. Bajo su mandato, aunque mostró mejor cara que en eventos anteriores, el seleccionado cubano no pudo clasificar a los Juegos de Tokio en el Preolímpico desarrollado en Florida, EE.UU.