Icono del sitio OnCubaNews

Jasiel Rivero es rey del baloncesto intercontinental

Fabián Ramírez Barrios (d) del Quimsa en acción ante el jugador Jasiel Rivero del Hereda San Pablo de Burgos, durante un partido por la Copa Intercontinental FIBA 2021 que se disputa hoy, en Buenos Aires (Argentina). EFE/ FIBA

Jasiel Rivero sigue sumando méritos para ser considerado el mejor atleta cubano de deportes colectivos en la actualidad, luego de coronarse con el club español Hereda San Pablo Burgos en la Copa Intercontinental de la FIBA, cuyo pleito decisivo terminó con pizarra de 82-73 y números relevantes para el antillano.

El pívot habanero aportó un doble-doble (diez puntos y diez rebotes) y volvió a ser determinante con un fuerte juego bajo las tablas en los momentos cruciales frente al conjunto argentino Asociación Atlética Quimsa, que vendió bien cara su derrota en el segundo tramo del encuentro.

Los dirigidos por Jorge Sebastián González fueron anulados en la primera mitad, en la cual terminaron debajo por 24 cartones (56-32). Con ese panorama, parecía que iba a ser una final plácida para los burgaleses, pero el Quimsa despertó tras el descanso y los metió en serios problemas, al punto de descontar 15 puntos.

Jasiel Rivero en acción. Foto: FIBA.

Sin embargo, esa reacción no fue suficiente y los chicos de Joan Peñarroya se quedaron con el cetro, el noveno de un equipo español en estas lides tras los cinco del Real Madrid, dos del Tenerife y uno del Barcelona. Válido destacar que el país ibérico, máximo ganador de la competencia, ha reinado en cuatro de las últimas seis ediciones.

El técnico de los vencedores señaló que “ganar con facilidad en las finales es muy complicado”, refiriéndose a la ventaja perdida por su equipo. No obstante, apuntó, sus jugadores se agarraron al partido en todo momento pese al errático desempeño de la segunda mitad.

Particularmente, el último cuarto fue bien complejo para el San Pablo, que solo anotó cuatro canastas en 15 tiros de campo, dos de ellas a la cuenta de Jasiel. El cubano fue pieza fundamental en ese eléctrico cierre, en el que sudaron para cantar el alirón.

“Muy contento y emocionado. Nunca pensé tener estos resultados y espero que vengan muchos más”, sentenció el pívot habanero a la revista Play Off, donde también mostró su compromiso con la preparación de cara a los próximos retos del Burgos, que a mediados de esta semana jugará los cuartos de final de la Copa del Rey frente al Tenerife.

En casi 20 minutos en cancha, Rivero lideró a su equipo con diez rebotes (cinco ofensivos y cinco defensivos), apoyado notablemente por el estadounidense Ken Horton, un jugador de cambio que capturó ocho balones bajo las tablas.  

Jasiel Rivero con el trofeo de campeón intercontinental. Foto: Tomada del Twitter del San Pablo Burgos.

El líder de la ofensiva de los burgaleses fue Vitor Benite, quien hizo honor a sus galones como capitán. El brasileño mereció el MVP del partido frente al Quimsa, luego de anotaron 19 puntos, capturar dos rebotes y repartir tres asistencias.

Benite, quien ganó la Intercontinental en 2014 con el Flamengo, se mostró contento porque “la gente en Burgos pueda disfrutar” de la victoria, aunque lamentó que no pueda hacerlo junto a ellos.

“Es lo más duro”, apuntó Benite, quien añadió que “es una ciudad que respira baloncesto, trata bien a todos los jugadores en las victorias y las derrotas y siempre está junto al equipo”.

Respecto al partido, Benite confesó que “no esperaba menos de Quimsa” un rival que “ha peleado hasta el final” cuando el conjunto burgalés les faltó acierto, al tiempo que destacó que “lo importante es haber tenido minutos favorables al final para poder ganar”.

“Es muy difícil jugar 40 minutos con la misma intensidad que la primera parte”, señaló el brasileño, quien recordó que les falta “una pieza clave en el equipo como es Alex Renfroe”.

El Hereda San Pablo Burgos y Jasiel Rivero se ganaron el derecho de disputar la Copa Intercontinental en octubre pasado, cuando ganaron la Liga de Campeones de Europa tras vences en la final a los griegos del AEK Athens.

Con información de EFE