Paranoia y futuro de Venezuela

«Bueno, chamo, nadie sabe qué es lo que ellos tienen en la cabeza. Paranoia no: se llama realidad».