La emotividad del voto cubano en Miami por Donald Trump

En Hialeah apoyar a «nuestro presidente» es una liturgia, una emotividad que adquiere visos de religión donde lo razonable no es primordial.