EEUU: sí, fueron ataques, pero no sabemos de quién

El Departamento de Estado insistió en que los incidentes de salud sufridos por diplomáticos estadounidenses en La Habana sí fueron «ataques».