Política de moderación de comentarios

¡Gracias por ser parte de la comunidad OnCuba!

Deseamos favorecer la participación de todos los usuarios a través de comentarios a nuestros contenidos publicados.

Creemos que el lector completa, enriquece y hace trascendental el acto de comunicación.

Defendemos el principio de que el debate y la discusión deben apoyarse en el diálogo, la empatía y la conversación relevante en beneficio de todos los usuarios.

Rechazamos insultos, descalificaciones y consideraciones intencionalmente ajenas, o intencionalmente manipuladas.

Principios que compartimos como miembros de la comunidad OnCuba:
El reconocimiento de que todas las noticias, artículos, fotos, videos, y audios publicados en OnCuba representan las opiniones de sus autores y no representan necesariamente las opiniones de OnCuba.

Al dejar un comentario, estos se mantienen en un hall de espera para su moderación y publicación en el menor tiempo posible.

Nuestro equipo editorial agradece alertas sobre erratas o errores, sobre informaciones de último momento, o aspectos enriquecedores, en cuyos casos serán, la mayoría de las veces, tomados como mensajes dirigidos a la edición y no serán publicados.

La discrepancia y el contraste de opiniones son bienvenidos, pero no los insultos, amenazas o ataques personales, las descalificaciones infundadas o cualquier otra expresión empobrecedora o denigrante.

No se aceptarán expresiones xenófobas, racistas, sexistas, homófobas ni difamatorias.

No se aceptará el uso de groserías, expresiones soeces o las llamadas “malas palabras”.

OnCuba podrá decidir eventualmente qué contenidos no se abren a comentarios.

Los comentarios de los usuarios podrán ser reproducidos o citados, en diversos espacios de la publicación por los autores o por la publicación, con el consiguiente reconocimiento de autoría.

Los mensajes publicitarios o sobre asuntos no relacionados con el tema del contenido en cuestión serán rechazados.
OnCuba se reserva el derecho de admisión o de limitación de derechos a aquellos comentaristas cuyo comportamiento se asemeje al de trolles cuya finalidad sea desvirtuar el curso de los debates.