Icono del sitio OnCubaNews

Cuba: la cumbre de la democracia “selectiva” muestra la “debilidad” de Estados Unidos

El canciller cubano Bruno Rodríguez. Foto: RT / Archivo.

El canciller cubano Bruno Rodríguez. Foto: RT / Archivo.

El gobierno cubano criticó este domingo la iniciativa del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de convocar una cumbre de la democracia, a la que La Habana no ha sido invitada.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, aseguró en Twitter que esta convocatoria “selectiva” demuestra tan solo la “debilidad” del gobierno estadounidense y su aislamiento internacional.

“La convocatoria selectiva a una cumbre que dice ser sobre democracia es muestra de debilidad de EE.UU., incapaz de encarar en la ONU el desprestigio y aislamiento de su política exterior”, afirmó el canciller este domingo en la mañana.

El director general para Estados Unidos en el Ministerio cubano de Exteriores, Carlos Fernández de Cossio, agregó en esta misma red social que la iniciativa estadounidense es un “ejercicio estéril”, que solo va a evidenciar “la falacia de la ‘democracia’ estadunidense”.

“EE. UU., donde la democracia es virtual, celebrará una cumbre también virtual dedicada al tema. La lista caprichosa de invitados muestra que se trata de un ejercicio demagógico. No resolverá ninguno de los problemas importantes del mundo, ni limpiará la política exterior desprestigiada de EE. UU.”, añadió en otro mensaje en Twitter.

Biden ha invitado a 110 gobiernos aliados a los que considera democracias para un foro virtual los próximos 9 y 10 de diciembre. En el hemisferio occidental deja fuera a Bolivia, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador. Sobre los tres últimos, el gobierno de estadounidense indicó que padecen “algunos desafíos” en materia democrática.

China tampoco recibió invitación, a diferencia de Taiwán, mientras Turquía, aliada de Washington en la OTAN, tampoco aparece entre los países participantes. 

La cita, que incluirá también a miembros de la sociedad civil y del sector privado, tendrá una sesión de los jefes de Estado auspiciada por el propio Biden, y otra temática, con la presencia de representantes gubernamentales y no gubernamentales.