Icono del sitio OnCubaNews

Paralización de licencias de trabajo privado no será «muy larga»

Renta de viviendas en Cuba, una de las licencias cuya entrega ha sido suspendida hasta nuevo aviso. Foto: Claudio Pelaez Sordo.

Renta de viviendas en Cuba, una de las licencias cuya entrega ha sido suspendida hasta nuevo aviso. Foto: Claudio Pelaez Sordo.

El gobierno cubano aclaró que no mantendrá «por un periodo de tiempo muy largo» la reciente paralización de nuevas licencias para abrir restaurantes privados y alquilar habitaciones a turistas, entre otras actividades; medida acogida con preocupación en el sector «cuentapropista» de la Isla.

La viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó, comentó este martes a la Televisión Cubana, casi una semana después de que se dieran a conocer las nuevas regulaciones del trabajo autónomo, que el freno a las licencias tardará el tiempo «que dure el proceso de aprobación de las normas jurídicas que van a refrendar esa política».

Cuando se dio a conocer la suspensión de la entrega de nuevas licencias, las autoridades cubanas dijeron que la paralización se mantendría hasta que «se perfeccione el sistema», una explicación que causó incertidumbre en el sector privado, que agrupa ya a más de medio millón de trabajadores.

«No estamos hablando de un período de tiempo muy largo, no estamos hablando de años, estamos hablando de un proceso normal de trabajo para la aprobación de estas normas», aseguró la viceministra.

Sobre la eliminación definitiva de cinco tipos de licencia –como la de los «carretilleros»–, precisó que se trata de «una medida de continuidad», ya que no se concedían permisos para esas actividades desde hace más de un año.

Feitó insistió en que las personas que ya cuentan con licencia para un trabajo por cuenta propia pueden seguir ejerciéndolo, en tanto los permisos que se encontraban en tramitación (unos 1.600) seguirán el proceso para su eventual concesión.

En su opinión, las nuevas medidas no son un retroceso, sino «un proceso más de reordenamiento para que estas formas de gestión no estatal continúen avanzando en un clima de legalidad».

Reconoció que el trabajo por cuenta propia es una fuente de empleo importante para la Isla, que agrupa al 12 por ciento de la fuerza laboral, y que está contemplada en los planes y documentos rectores de la economía como la conceptualización del modelo económico cubano aprobada recientemente por el Parlamento.

Los derechos humanos como hoja de parra

Además, señaló que el sector privado ha contribuido a aligerar la carga del Estado «para que pueda concentrarse en las actividades fundamentales de la economía del país», y recordó que los tributos que se recaudan por este concepto contribuyen a los presupuestos municipales que se utilizan para desarrollar los territorios.

«Es evidente la voluntad del Estado para continuar su desarrollo», afirmó la viceministra sobre el trabajo por cuenta propia, pero recalcó que debe mantenerse «bajo un marco legal y apegado a la política establecida, para continuar avanzado».

Mejor servicio y más control

Al explicar algunas novedades del proceso de perfeccionamiento, Marta Elena Feitó se refirió a la agrupación de actividades afines bajo una sola licencia, como en el caso de las relacionadas con los servicios de belleza. En esta categoría se reunirán ahora siete actividades que hasta el momento requerían licencias independientes.

De acuerdo a la viceministra, este cambio será un beneficio de la nueva política para el sector privado pues permitirá «que los trámites sean mucho más ágiles y que el servicio que se pueda prestar sea mucho mayor».

También recordó la creación de nuevas actividades a partir de una anterior, lo que permitirá delimitar mejor su alcance, y citó como ejemplo nuevas licencias para «servicio de bar y recreación» (hasta ahora englobada en la licencia para restaurantes) y «panadero-dulcero».

Dijo que de la misma manera que se hizo en 2011 cuando se estableció el alcance de las actividades autorizadas, con la nueva política se notificará a cada trabajador por cuenta propia individualmente para explicarle las especificidades de su labor.

«Vamos a tener dos procesos paralelos: el de continuidad en el resto de las actividades que no cambien con el reordenamiento y el de rectificación del alcance de las actividades que sean modificadas», apuntó.

Como otro beneficio, Feitó señaló la posibilidad de que un trabajador contratado asuma temporalmente la responsabilidad del titular por problemas de enfermedad u otra causa, lo que permitirá que «la actividad puede continuar sin ningún tipo de afectación». Hasta el momento, según lo establecido, en caso de ausencia del dueño el negocio privado debía recesar.

Licencias para trabajo privado en Cuba: las que sí, las que no

Para las autoridades, el perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia permitirá ejercer un mejor control y «evitar ilegalidades». La viceministra puso como ejemplo la concentración en un mismo día de las inspecciones de los diferentes organismos relacionados con la actividad, que hasta ahora se realizaban de manera independiente. De esta forma, dijo, la supervisión será coordinada y las interrupciones en el trabajo serán menores.

Se refirió también a la preparación de los funcionarios encargados de implementar la nueva política. «Habrá un proceso de capacitación en detalle desde el nivel nacional hasta el nivel municipal para que todos los funcionarios tengan un conocimiento en profundidad de todo lo que está establecido», aseguró.

«No estamos ajenos a los problemas que existen», dijo Feitó, quien afirmó que «habrá el mayor rigor» frente a las ilegalidades y se velará porque las licencias que se otorguen «no provoquen problemas de contaminación y sanitarios, u otros que afecten la convivencia y los intereses de la sociedad».

La viceministra llamó a los cuentapropistas a denunciar cualquier «hecho antiético» por parte de los inspectores y a respetar el derecho de los clientes.

«Si hay una autorización mal otorgada, los vecinos pueden hacer una reclamación, y si un cliente piensa que el servicio recibido no se ajusta a la calidad esperada, puede ir a la entidad que otorgó esa autorización y presentar una queja fundamentada», explicó.

Además, aclaró que el trabajo por cuenta propia exige una presencia cotidiana de los titulares junto a los trabajadores contratados. «El titular no debe estar sentado en su casa esperando el dinero, sino atendiendo su actividad», dijo al tiempo que insistió en que la utilización de testaferros o prestanombres «es una actividad económica ilícita» que «puede derivar en procesos penales».

Scenius cerrada

Por otro lado, el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) confirmó ayer la retirada de la licencia a la cooperativa privada Scenius, que prestaba servicios de contabilidad y asesoramiento empresarial a empresas estatales y negocios privados.

La medida aplicada aprueba la «extinción» de Scenius por «las reiteradas violaciones cometidas en el cumplimiento del alcance social aprobado», según un comunicado del MFP que no menciona las irregularidades detectadas.

De acuerdo a la notificación, «estas violaciones fueron detectadas por acciones de control de este Ministerio y la Contraloría General de la República en la XI Comprobación Nacional al Control Interno. En su momento fueron alertados de estos incumplimientos».

Además, apunta que la extinta cooperativa «no es la más importante en el país» pues existen otras de este tipo prestando servicios y agrega que los trabajadores de la cooperativa podrán volver a trabajar en el sector estatal.

Hace 4 días el sitio web El Toque y otros medios no estatales informaron sobre el cierre de Scenius. La información aseguraba que la medida «dejaría sin empleo a 326 socios de esta organización, con sedes en La Habana, Matanzas y Camagüey» y citaba al director de la cooperativa, Alfonso Larrea, quien indicaba que comenzarían un proceso de reclamación.

La coincidencia de este hecho con la suspensión temporal de la entrega de las licencias, ha disparado las alarmas entre cuentapropistas y miembros de otras cooperativas, ante la posibilidad de nuevas medidas o episodios de este tipo.

El sector privado cubano: el tamaño sí importa

La ampliación del trabajo autónomo en 2010 ha sido una de las reformas clave del gobierno del presidente Raúl Castro para actualizar el socialismo y reducir las abultadas plantillas del sector estatal.

Según los últimos datos oficiales, 567.982 personas ejercen unas 200 profesiones autorizadas para el trabajo «por cuenta propia», cifra que representa el 12 por ciento de la fuerza laboral del país, de los que el 32 por ciento son jóvenes y el 33 por ciento mujeres; el 16 por ciento trabaja también de forma estatal y el 11 por ciento son jubilados.

A continuación OnCuba comparte el listado de las actividades del trabajo por cuenta propia no afectadas por la resolución del 1ro de agosto:

Licencias que no fueron suspendidas

Actividades autorizadas por la Oficina del Historiador de La Habana

Transporte

EFE / OnCuba