Icono del sitio OnCubaNews

Gobierno: cubanos residentes en el exterior pueden invertir en Cuba

Foto: Kaloian.

Foto: Kaloian.

Autoridades del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba (Mincex) aseguraron que los cubanos que residen permanentemente fuera de la Isla pueden invertir en su país natal, un aspecto hasta ahora «poco divulgado» según el sitio web oficial Cubadebate.

Déborah Rivas, directora general de Inversión Extranjera del Mincex, confirmó al medio digital que la Ley 118, aprobada por la Asamblea Nacional hace cinco años, «no establece ninguna limitación respecto al origen del capital», tal como escribió días atrás el ministro Rodrigo Malmierca en su cuenta de Twitter.

En su tuit del pasado 31 de mayo, publicado poco después de una reunión gubernamental en la que el presidente Miguel Díaz-Canel llamó a «seguir potenciando» la inversión foránea en «todos los sectores clave de la economía cubana», Malmierca aseveró que «los ciudadanos de origen cubano no están limitados de invertir en Cuba».

Al respecto, Rivas explicó a Cubadebate que la ley de inversión extranjera «no señala en ningún lugar la ciudadanía u origen», aunque especificó que «sí queda claro que el inversionista tiene el domicilio y capital fuera de Cuba».

En este sentido, los cubanos que residen de manera permanente en el exterior tienen que acogerse a esta legislación porque «su capital y sus negocios radican fuera del país y la entrada de esos recursos que aportarán para el negocio es un flujo de inversión que no tiene su origen aquí»´, acotó la funcionaria.

Además, aclaró que para presentar un proyecto al Mincex el inversionista debe hacerlo a través de instituciones cubanas patrocinadoras en correspondencia «con las políticas sectoriales de interés público» establecidas en la Cartera de Oportunidades de Negocio, y que su aprobación dependerá de un «análisis integral del proyecto propuesto» por parte de las autoridades de la Isla.

Rivas insistió en que «no hay distinción en el trato a los inversionistas extranjeros que sean cubanos residentes en el exterior»,  que su atención, «igual que para el resto de los inversionistas», «responderá al proyecto que se proponen realizar» y que gozan de las mismas garantías de no perder su inversión, incluidas las que ofrece la legislación cubana ante la ley Helms-Burton.

Confirmó que desde la aprobación de la ley en 2014 han existido «varias propuestas» de este tipo, algunas de las cuales «no han prosperado por estar orientadas a actividades que no están comprendidas en las políticas sectoriales definidas para el capital foráneo», mientras «hay algunas en proceso de negociación y en preparación para presentarse a aprobación».

Rivas también afirmó que el Mincex no establece «ninguna limitación» a las inversiones de cubanos residentes en EE.UU. y responsabilizó al gobierno estadounidense de obstaculizarlas a través de las normativas del embargo/bloqueo.

Además, aclaró que las inversiones que realizan los cubanos residentes en Cuba con el capital acumulado en la Isla o en el extranjero en salidas de carácter temporal «se regulan mediante las normas que el país tiene aprobadas para estas personas naturales o jurídicas –también incluyen a las cooperativas– y en ningún caso por la Ley de la Inversión Extranjera».

Finalmente, comentó que el Mincex trabaja «en estos momentos» en la preparación de una Ventanilla Única para la Inversión Extranjera «con el propósito de brindar información y asesoría a los inversionistas nacionales y extranjeros, promover las oportunidades de negocios, facilitar la constitución de las modalidades de la inversión extranjera, la realización de sus procesos inversionistas y la tramitación de los permisos, licencias y autorizaciones; así como su seguimiento».