Icono del sitio OnCubaNews

Cuba: ómnibus importados para reforzar el transporte público en La Habana

Personas en una parada de ómnibus, en La Habana. Foto: Otmaro Rodríguez / Archivo OnCuba.

Personas en una parada de ómnibus, en La Habana. Foto: Otmaro Rodríguez / Archivo OnCuba.

Un lote de 84 ómnibus destinados a reforzar el servicio de transporte público en La Habana, llegará este jueves 13 de enero al país, informaros medios oficiales de la Isla.

El anuncio fue realizado por Leandro Méndez Peña, director general del sector en la capital cubana, quien informó, además, que esos nuevos vehículos prestarán servicio en las terminales de Guanabo, Reparto Bahía, El Cotorro y El Diezmero, según reporta la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

De acuerdo con lo informado en una reunión de las autoridades habaneras, estos serán los primeros vehículos de su tipo que llegan al país en cuatro años.

Méndez Peña señaló que se trabaja para «agilizar» la legalización de los medios, en cuanto a matrículas y permisos de circulación, así como en otro grupo de acciones para la preservación de las ómnibus, la preparación de choferes y mecánicos, así como las labores de mantenimiento.

Las autoridades capitalinas subrayaron que esta nueva flota posibilitará la mejoría del servicio público, que en la última etapa ha estado muy deteriorado por roturas y falta de recursos como piezas, neumáticos y baterías, refiere la ACN.

La agencia estatal de noticias, sin embargo, no aporta detalles sobre la procedencia de los nuevos vehículos, pero la cantidad ahora anunciada coincide con la cifra de ómnibus comprendidos en un donativo de la Japan International Cooperation System (JICS) a Cuba, anunciado en mayo de 2021 por la embajada japonesa en La Habana, a través de sus redes sociales.

Entonces, la representación diplomática apuntó que los ómnibus donados estaban incluidos programa de Ayuda Financiera No Reembolsable del gobierno del país asiático a su par de la nación caribeña.

La Habana recibirá ómnibus donados por Japón

La anterior entrada de este tipo de medio de transporte a Cuba sucedió a principios de 2019, cuando llegaron a la Isla 89 vehículos –50 son articulados y 39 híbridos–, en esa ocasión procedentes de China, todos de la marca Yutong, adquiridos mediante un convenio entre los ministerios cubanos del Transporte y de Economía y Planificación, con entidades del Gigante Asiático.

El transporte público sigue siendo motivo de insatisfacción para la población cubana, que ve afectada sus desplazamientos diarios por los problemas sistemáticos con el parque de vehículos y sus piezas y el combustible, entre otras dificultades. La profunda crisis económica que vive el país, acentuada por el impacto de la pandemia y las sanciones de EE.UU., impactan en este importante sector de la vida nacional. 

Al cierre de 2018 La Habana contaba con unos 700 autobuses del sistema público de transporte en explotación, distribuidos en 126 rutas, una cifra que las propias autoridades reconocían como muy por debajo de la demanda. Sin embargo, en octubre de 2020, cuando se restableció el transporte público en la ciudad tras un período paralizado por la pandemia, apenas comenzaron a prestar servicio poco más de 500.

A mediados del pasado mes de mayo, y en medio de una tensa situación electroenergética en el occidente de la Isla, provocada entre otros motivos por la falta de combustible, fueron reducidas las frecuencias de viajes en algunas rutas de ómnibus urbanos en la capital, precisamente por la baja disponibilidad de carburante.

Y a finales de 2021, el gobierno habanero se vio obligado a tomar un grupo de medidas con el objetivo paliar el déficit del transporte público en la ciudad, entre ellas un aumento en el número de pasajeros permitidos en los ómnibus urbanos, hasta entonces limitado como consecuencia de la COVID-19.