Icono del sitio OnCubaNews

Cuba: publican anteproyecto del Código de las Familias para recoger opiniones

Asamblea Nacional del Poder Popular. Foto: ANPP.

El Ministerio de Justicia de Cuba (Minjus) publicó este miércoles el anteproyecto del Código de las Familias con el objetivo de que la población estudie el documento y emita sus opiniones sobre el texto antes de su presentación en diciembre a la Asamblea Nacional.  

«La posibilidad de estudiar este anteproyecto es imprescindible en el camino del diálogo colectivo con vistas a la aprobación de una ley contemporánea, inclusiva y respetuosa de todos los derechos para todas las familias», señala la nota introductoria publicada en el sitio web del Minjus, desde el que se puede descargar la versión 22 del Código, la más actualizada hasta el momento.

Las personas podrán emitir sus criterios por email —a través de la dirección electrónica familias@minjus.gob.cu— o las redes sociales, mientras de forma paralela tendrá lugar una consulta a expertos. Las opiniones recogidas por estas vías serán procesadas y tomadas en cuenta para elaborar la versión que se presentará a los diputados para su análisis, explicó esta tarde en conferencia de prensa el ministro de Justicia Oscar Manuel Silvera.

No obstante, el titular del Minjus recalcó que este proceso, que debe concluir antes del debate del anteproyecto por la Asamblea Nacional, no sustituye a la consulta popular prevista una vez que el órgano legislativo dé su visto bueno al documento. Su fecha y forma de realización serán decididas más adelante por las autoridades en correspondencia con la situación sanitaria del país.

En respuesta a una pregunta de OnCuba, Silvera confirmó que a menos que las circunstancias obliguen a un cambio, el próximo año debe realizarse el referendo que definirá si el nuevo Código ―que debe sustituir al actual, vigente desde 1975― es finalmente aprobado. Antes, la versión definitiva del texto, resultante de la consulta popular, deberá ser respaldada por el parlamento cubano.

La elaboración de las diversas versiones del Código de las Familias está a cargo de una comisión aprobada en marzo de este año por el Consejo de Estado, integrada por diputados y representantes de varias organizaciones y entidades relacionadas con el tema. La versión que ahora se publica y puede ser comentada por la población cuenta con 483 artículos, así como con disposiciones transitorias y finales y un glosario de términos especializados para su mejor comprensión por los lectores.

Cuba: publican comisión que elaborará proyecto de Código de las Familias

El titular del Minjus aseguró que es coherente con lo establecido por la actual Carta Magna cubana y refleja la realidad actual de la Isla, con todas sus variantes de familia. Además, toma en consideración las diversas situaciones y problemáticas vinculadas al entramado familiar y sus perspectivas en el país caribeño.

Acerca de la polémica sobre el matrimonio igualitario, que polarizó parte de los debates populares sobre la Constitución y continúa generando reacciones encontradas de sectores con una perspectiva opuesta sobre el tema ―como la comunidad LGTBI y las iglesias evangélicas―, Silvera comentó que el Código y los debates y decisiones sobre el texto van más allá de una u otra variante de familia para abarcarlas a todas, desde una perspectiva inclusiva y no discriminatoria.

En este sentido, dijo, la nueva legislación «tendrá variables jurídicas para todas las variantes que en el orden social y en el orden familiar hoy existen en la sociedad cubana». No obstante, reconoció «el desafío» de que la población cubana «haga suyo» el Código, lo comprenda y estudie para que lo asuma «en la diversidad y en la integralidad que conlleva».

Entre los principales aspectos presentes en el Código, las autoridades jurídicas resaltaron también que «fortalece la responsabilidad familiar desde el punto de vista emocional, educacional, formativo y económico en la atención a sus miembros», «potencia la igualdad de género en el espacio familiar» y «expresa el derecho a una vida familiar libre de violencia en cualquiera de sus manifestaciones y presenta fórmulas protectoras frente a estas situaciones».

De igual forma, «actualiza y perfecciona las instituciones jurídico-familiares», entre ellas el parentesco, el matrimonio, la unión de hecho, la filiación cualquiera sea su origen, las relaciones parentales, y otras instituciones de guarda y protección, y «protege la maternidad y la paternidad y la promoción de su desarrollo responsable en sinergia con el respeto a los derechos de niñas, niños y adolescentes en el ámbito familiar».

Además, «potencia la autodeterminación, preferencias y la igualdad de oportunidades en la vida familiar de las personas adultas mayores y aquellas en situación de discapacidad», «desarrolla las posibilidades de solución armónica de conflictos» y «fortalece el papel de los Tribunales ante los litigios familiares; las competencias de la Fiscalía, la presencia de estos asuntos en el ámbito notarial y la responsabilidad del Ministerio de Justicia en la defensa y protección de las personas en situación de vulnerabilidad en el ámbito familiar».