EEUU suspende los vuelos charter a Cuba, excepto a La Habana

La restricción también se extiende a la cantidad de vuelos a la capital cubana, lo cual será definido posteriormente.

Foto: Joe Raedle/Getty Images.

El Departamento de Transporte anunció que serán suspendidos «hasta nuevo aviso» todos los vuelos charter al interior de Cuba desde Estados Unidos. Se mantiene apenas la ruta de La Habana, tal como sucedió el año pasado con los vuelos comerciales de las aerolíneas estadounidenses. La nueva medida afecta a nueve aeropuertos de la Isla. No queda claro si el acuerdo bilateral de aviación civil, firmado en el año 2016, se mantendrá vigente o será cancelado.

La nueva restricción comenzará a partir del 10 de marzo. También será establecido un tope a los vuelos charter, a definir en las próximas semanas.

Según indicó en un comunicado el secretario de Estado Mike Pompeo citando la existencia de una carta a a la secretaria de Transporte, Elaine L. Chao, el objetivo  consiste en «reforzar el impacto de la política de la administración de presionar económicamente el régimen cubano» en áreas como los derechos humanos y las libertades fundamentales debido al apoyo cubano al gobierno de Venezuela.

EEUU suspenderá vuelos a Cuba, menos a La Habana

La reacción cubana fue casi inmediata. «Rechazo enérgicamente nueva prohibición por gobierno de #EEUU de vuelos charter a #Cuba excepto #La Habana y restricción número de ellos en esta. Es grave violación de derechos humanos, de libertad de viajar estadounidenses y obstaculiza reunificación familiar. #CubaVSBloqueo», escribió el canciller cubano, Bruno Rodriguez, en su cuenta Twitter.

El anuncio de las nuevas restricciones lo hizo Pompeo mediante un comunicado en la mañana del viernes. Aduce que se trata de «restringir aún más los ingresos de régimen cubano, quien los emplea para financiar la represión de los cubanos y su apoyo irrestricto al dictador Nicolás Maduro en Venezuela. Al suspender los vuelos charter a estos nuevos aeropuertos cubanos, Estados Unidos impide al régimen cubano acceder a la moneda dura de los viajeros estadounidenses». En octubre pasado, la administración Trump suspendió también los vuelos de las aerolíneas norteamericanas al interior del país,  restricción que entró en vigor el 10 de diciembre.

De momento, la Secretaria de Transporte no ha anunciado el número de vuelos charter que serán permitidos en el futuro. Pero varias fuentes en las agencias de viaje que propician esos vuelos se mostraron preocupadas horas después del anuncio debido al impacto que la medida pudiera tener, entre otras cosas, en la fuerza laboral de la industria. «Es un problema, mejor, va a ser un problema si la cantidad de vuelos que nos van a dejar hacer es menor, por ejemplo, a unos diez a la semana [desde todo el país]. No veo de qué forma se va a poder mantener la fuerza laboral», dijo Mireya González, una agente de viajes con oficina en la Pequeña Habana. En estos momentos los charter vuelan 18 veces por día a Cuba desde varios aeropuertos del país, principalmente en la costa Este.

Las agencias de viaje fueron cogidas por sorpresa, sobre todo en lo que se refiere a la posible imposición de una cuota de vuelos. «Se sabia que esto iba a suceder. Cuando se restringieron los vuelos comerciales a La Habana, muchos de nosotros nos preguntamos por qué no sucedió lo mismo con nosotros. Pues ya ves, fue una cuestión de tiempo», agregó al fuente.

Por otro lado, tampoco está claro si este apretar de tuercas en un año electoral tendrá algún impacto sobre la reelección de Donald Trump. «Esto va en línea con lo que [el senador republicano cubano-americano, Marco] Rubio piensa que debe ser el enfoque [hacia Cuba], contra esa línea socialista y los viajes a Cuba. [Los republicanos y la Casa Blanca] deben tener alguna pista que les diga que deben ser aventurados en este camino», indicó a OnCuba el analista y profesor de la Universidad Internacional de Florida, Eduardo Gamarra.

Todo esto teniendo en cuenta que «los mas jóvenes son los mas afectados, pero los cubanos jóvenes no votan, los de segunda y tercera generación se comportan como normales electores apáticos. Y los que llegaron a partir del año 2000 no se están inscribiendo en la misma proporción. El cálculo todavía es que los viejos van a votar. Es más, todos los mayores están a favor de esto y a favor de cerrar todo», enfatizó refiriéndose a un posible impacto electoral.

Reflejo de ello es el comunicado que el congresista republicano Mario Díaz-Balart envió a la prensa. “Una vez más, la administración Trump ha anunciado una medida importante para recortar dólares estadounidenses a la dictadura cubana al poner fin a los vuelos charter a todas las ciudades cubanas, excepto La Habana. La administración sabe que el régimen se beneficia de los dólares de viajes y del turismo, usándolos para oprimir al pueblo cubano, como el activista encarcelado José Daniel Ferrer, y para ayudar al régimen de Maduro a oprimir también al pueblo venezolano. Apoyo las acciones concertadas de la administración para reducir los ingresos de los opresores del pueblo cubano”, dijo.